Luna

¡Cuán grande es la luna!
blanquecina su luz me ciega
palidece mi conciencia
ante la tibieza suya.

¡Oh, grandes esperanzas!
quiero unirme con su rayo
que se torna bello en la noche
y me hace pensar.

¡Ya no quiero que amanezca!
quiero yacer en el claro del bosque
mientras me baña en blancura
y purifica mi alma atormentada.

¡Maravilla de la naturaleza!
¡mágica visión fantasmal!
ya no puedo sentir sin ella,
ya no quiero que muera.

Autor: manelfernandezb

Escritor ferrolano. Amante de la literatura, de la fantasía y de todo aquello vinculado a la creatividad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s